La radio que vivimos peligrosamente. San Antón

6:00 a. m. Conx Moya 0 Comments

San Antón tuvo la culpa de mi amor por los reportajes radiofónicos. El pasado 17 de enero era su día, y no hay año que se me olvide aquella tarde animal y cañí…
*Foto: 20 minutos
Aquel fue mi primer reportaje, 17 de enero de 1995, celebración del Madrid más cañí en la Fiesta de San Antón, patrón de los animales. Festividad en la que los madrileños llevan a sus mascotas, muchas de ellas vestidas de formas delirantes, para ser bendecidas. Perros, gatos, cobayas, conejos, hamsters, incluso gallinas, y lo mejor, un hermoso cerdo de dos años y 504 kilos, Pepe, que más tarde encabezaría la procesión. Porque claro, el Ayuntamiento de Madrid había pasado de aquello de “a colocarse y al loro” a promover procesiones religiosas con animales con la complacencia de Álvarez del Manzano, el alcalde Risitas. Nos fuimos aquella tarde para la calle Hortaleza Marisa y yo. Perritas vestidas de chulapas o sevillanas, con camisetitas del Atleti o pañuelos de la UGT; mujeres emocionadas al presentar sus mascotas al Santo; medallas de San Antón y postales; los panecillos del Santo, del que hay que guardar uno con una moneda dentro durante todo un año para que no falte paz ni dinero; y un párroco agotado de tanto bendecir bichos.
Allí nos fuimos también a seguir la procesión encabezada por Pepe, por las calles Barceló, Hortaleza y Mejía Lejerica, con todos los animalitos detrás y el escuadrón de caballería de la Policía Municipal y la Guardia Civil, animales del zoo de Madrid, unos monos y un guepardo, palomas utilizadas por el Ejército, toda una animalada, aunque lo cierto es que lo pasamos muy bien entre tanto bicho.
Las becarias me ayudaron a prepararlo y creo que no quedó del todo mal. Lo pasé genial haciéndolo y descubrí que los reportajes eran una de las cosas que más me gustaban de la radio. Texto, música, cortes y creatividad una combinación que no falla.

0 comentarios: