Cerramos el caralibro y abrimos la #Cocina

6:44 a. m. Conx Moya 0 Comments

Arroz con verduras y bacalao
No tiene ningún misterio. Bacalao desmigado y desalado (en agua desde la noche antes, si se mete en la nevera dicen que se desala mejor). Todas las verduras que encontré por la nevera: alcachofas, pimientos, guisantes, acelgas, cebolla, espárragos y judías verdes. El truco: sin colorante artificial ni azafrán (para mí se come el sabor de los demás ingredientes, no me va), un poquito de color con tomate frito casero de mi madre y el arroz, de Calasparra.
Pan de nueces y pasas
Menos misterio aún. Hago el pan en panificadora, con paquetes de harina del Lidl que llevan incorporada la levadura. Sólo hay que pillarle el programa que mejor le va, y ya… Luego añadir si apetece los frutos secos o monerías que se nos ocurran. Aquí nueces y pasas. Muy rico.
Bizcocho de orejones de albaricoque

Con un paquete de orejones de albaricoque traído de Minnesota, me pongo a buscar receta de bizcocho con orejones para darles salida. Encuentro una con muy buena pinta pero con un problema para mí: lleva “buttermilk”, ¿qué leches es eso? Mr. Google me da la solución. Es una especie de suero de leche que se compra o que se puede hacer fácilmente. Me lo pienso un poco y me arriesgo. La forma fácil de hacerla es la siguiente: “250ml de leche semidesnatada templadita, 15 ml de limón o vinagre. (Yo he usado leche normal y limón). Calentar la leche solo un poco, la temperatura ideal es cuando metes un dedo y no te quemas nada, entonces le agregas el limón o vinagre y lo dejas reposar unos 10-15 minutos hasta que la leche se espese un poco, lo mezclamos un poco y listo para usar”. Efectivamente la leche se espesa, tiene un olor muy aromático, y como veo luego, el bizcocho sale mucho más esponjoso y con un sabor diferente, muy rico. Es un bizcocho que merece la pena, sin duda, repetir. Yo he añadido nueces, un poco de pimienta negra y azúcar con cardamomo.
y