“Radio Encubierta”, aquellos pirados en sus locas estaciones de radio

11:14 p. m. Conx Moya 0 Comments


Por fin después de mucho tiempo he podido ver “Radio Encubierta”, “The Boat That Rocked”. Nos la compramos muy barata y la vemos en casa en una estupenda sesión “cena con peli”. Radio y rock a toda pastilla, qué más se puede pedir. Nostalgia a raudales, yo no hice radio en los 60 en un barco en alta mar, pero sí la hice con pasión en los 90 en una escuela de radio en un barrio peliagudo y en una radio libre que creamos desde cero. Yeah! Disfrutando de Radio Encubierta me asaltan recuerdos radiofónicos e incluso universitarios, cuando en la biblioteca de Ciencias de la Información, en la Complutense, sacaba una y otra vez un libro en inglés sobre radios piratas británicas; mi justo inglés no impidió que lo que no entendía me lo inventara. Uno de mis trabajos en la carrera trató precisamente sobre ese tema; escrito en aquellos lejanos días en máquina de escribir y del que no guardo copia. Grrrrr.
Más recuerdos. Cuando veo en pantalla a uno de los locutores quemando el pelo y echando agua al gafitas que da las noticias y el tiempo, que a pesar de todo continúa impasible desarrollando su labor, no puedo evitar acordarme de mi amigo Rafa haciendo todo tipo de diabluras en el estudio de nuestra escuela de radio, en las que siempre acababa riéndose él más que cualquiera de las víctimas que trataba de poner nerviosas. Nostalgia.
“Radio Encubierta” se estrenó en 2009 y no recuerdo haber visto en su día nada sobre la peli, hasta que oí hablar de ella años más tarde. La encontré en Murcia en el Café de Ficciones y me apresuré a comprar el DVD, pero resultó que sólo lo tenían en alquiler: “Es una peli que se llevan mucho”, nos explicaron. Se cruzó de nuevo en mi camino en febrero, cuando visité el chiringuito de “Aquí no hay playa” en Onda Madrid para hablar sobre el crowfunding de mi libro “Sin pedir permiso”, como no sobre radios libres, y comenzamos la entrevista con un diálogo de “Radio Encubierta”.
Así que ahora, por fin, he podido ver la peli, un chute de nostalgia sesentera sobre radio, música, libertad, sexo, diversión, juventud y todo eso que no puede más que adorar cualquier ser humano, da igual su edad, que no esté amargado o directamente muerto.
La historia comienza en el Reino Unido allá por 1966. A pesar de la explosión del pop y el rock inglés (Beatles, Stones, The Who, Kinks, y tantos otros) que sacudía entero el planeta Tierra, la BBC tan sólo emitía dos horas de aquella música a la semana. Esa cortedad de miras provocó la proliferación de radios piratas (sin licencia, ilegales, alegales, llámenlo como prefieran) emitiendo durante todo el día aquella deliciosa música infernal y llevándose de calle la audiencia, niños, jóvenes y mayores de toda clase social y condición. La legendaria Radio Caroline es la más que evidente inspiración de la adorable Radio Rock de “Radio Encubierta”. Emitían desde un barco anclado en aguas internacionales, cerca de la costa de Suffolk, Inglaterra. Recomiendo buscar sobre su historia y sobre otras radios piratas de la época como Radio Luxembourg, Radio Atlanta, Radio London (homenajeada por The Who en su álbum “The Who sell out”), Radio City, y tantas otras, que contribuyeron sin duda a que la onda expansiva del pop inglés arrasara con todo el planeta e influyó en la forma de hacer radio musical, huyendo del encorsetamiento y la seriedad que imperaba hasta entonces en la radiodifusión.
Las radios piratas inglesas, nacidas en 1964 con la mítica Radio Caroline, carecían de licencia estatal y se estima que llegaron a abrirse doscientas veintiocho emisoras. Combinaban DJs de Estados Unidos e Inglaterra y se financiaban con publicidad de empresas privadas. El gobierno británico decidió combatirlas con la Ley de Delitos Marítimos, aprobada en la Cámara de los Lores en 1967. El motivo de que estas emisoras operaran desde alta mar era que la hasta entonces vigente Ley de Telegrafía Inalámbrica (del año 1949), sólo regulaba las emisoras radiofónicas que se encontraran sobre el territorio inglés y no decía nada sobre lo que sucediera en el mar. Con la nueva legislación aquellas radios pasaron a ser consideradas criminales y se bloqueó su fuente de ingresos, con lo que todas fueron cerrando aquel año 1967, excepto Radio Caroline, que desde la clandestinidad siguió en el aire hasta 1988. La BBC, aprovechando la agonía de sus ya ilegales rivales, abrió en septiembre de 1967 cuatro radios cuyo estilo era similar al de aquellas emisoras. Muchos de sus DJs fueron incluso repescados de las radios piratas que habían cerrado.
Esa fue la historia de aquellos pirados en sus locas estaciones de radio, envueltos en humo de cigarro, rodeados de posters, fotos, magnetos, singles y vinilos, con los prehistóricos cartuchos para la publicidad (nosotros los llegamos a usar en la escuela de radio), convertidos en auténticas estrellas entre sus oyentes. Do it yourself en la mejor tradición punk. Si no te gusta la radio que se hace, monta tu propia emisora. (¿De qué me sonará?)
Del director y guionista Richard Curtis, que ha participado en comedias correctas como “Cuatro bodas y un funeral”, “Notting Hill” o “Love Actually”, no podíamos esperar lanzar cohetes. La peli se queda en divertida, positiva, extravagante, desprejuiciada, libre y desatada como aquella época y aquellas radios. Pero se nos queda corta, el temazo sobre el que gira la peli pedía mucho más curro y más riesgo. “Radio Encubierta” se queda a medio gas, sin ahondar demasiado, sin salirse de lo políticamente correcto, sin pasarse de transgresora. Su mesura la arregla el reparto, con el gran Philip Seymour Hoffman como El Conde, único DJ americano de la emisora; Rhys Ifans como Gavin, su rival pasado y ligón; el elegante Bill Nighy, dueño del cotarro, con un aire a Paul Weller que me encanta; Nick Frost, el gordito DJ Doctor Dave, sarcástico y mod, mod, mod; el bello y cuasi mudo Midnight Mark, interpretado por Tom Wisdom, o el adorable Simon, puteado por la bellísima y cruel Eleanor, vamos January Jones, (la canción de The Turtles ilumina una de las mejores escenas de la peli); la única chica a bordo es Felicity y la interpreta Katherine Parkinson, no es DJ si no cocinera y además es lesbiana… ese machista y bizarro mundo del rock… Al maravilloso reparto les acompañan en papeles secundarios la ex pareja Kenneth Branagh, en el papel del odioso ministro, y Emma Thompson como la alocada madre del chaval protagonista.
Además de apoyarse en los magníficos actores “Radio Encubierta” cuenta con otro bastón infalible: la magistral banda sonora que da brillo y esplendor. Nunca podremos pagar a los hijos de la Gran Bretaña las toneladas industriales de disfrute musical que nos han proporcionado en la segunda mitad del siglo XX. Un torrente de canciones que te hacen a bailar sin remedio, emoción al escuchar “I fell free” de los increíbles Cream, “My Generation” o los primeros acordes de “I can see for miles” de The Who, a Lorraine Ellison con la desgarradora “Stay With Me (Baby)” como contrapunto del corazón roto de Simon, “The Letter” de The Box Tops (ay, las cartas y la radio, devoradas por las redes sociales), o la preciosa “Eleonor” de The Turtles para una de las secuencias más chulas de la película.
Un final remojado, que nos hace temernos una nueva “Tormenta perfecta” pero que se queda en un “pesca a tiempo a tu discjockey preferido” pone punto final a una película que podía haber dado mucho más de sí pero que sin duda hace pasar un rato maravilloso. Quevivalaradio.


Ficha (La butaca.net)
Dirección y guión: Richard Curtis. País: Reino Unido. Año: 2009. Duración: 129 min. Interpretación: Philip Seymour Hoffman (El Conde), Bill Nighy (Quentin), Rhys Ifans (Gavin), Nick Frost (Dave), Kenneth Branagh (ministro Dormandy), Tom Sturridge (Carl), Jack Davenport (Twatt), Ralph Brown (Bob), Chris O'Dowd (Simon), Rhys Darby (Angus), Will Adamsdale (News John), Katherine Parkinson (Felicity), January Jones (Elenore), Talulah Riley (Marianne), Gemma Arterton (Desiree). Producción: Tim Bevan, Eric Fellner y Hilary Bevan Jones. Música: Hans Zimmer. Fotografía: Danny Cohen. Montaje: Emma Hickox. Diseño de producción: Mark Tildesley. Vestuario: Joanna Johnston. Estreno en Reino Unido: 1 Abril 2009. Estreno en España: 29 Mayo 2009.
Banda Sonora
CONTENIDO CD 1: 1 Stay With Me Baby – Duffy 2 All Day And All Of The Night - The Kinks 3 Elenore - The Turtles 4 Judy In Disguise (With Glasses) - John Fred & His Playboy Band 5 Dancing In The Street - Martha Reeves & The Vandellas, William Mickey Stevenson 6 Wouldn't It Be Nice - Brian Wilson, The Beach Boys 7 Ooo Baby Baby - Smokey Robinson & The Miracles 8 This Guy's In Love With You - Herb Alpert 9 Crimson And Clover - Tommy James & The Shondells 10 Hi Ho Silver Lining - Jeff Beck 11 I Can See For Miles - The Who 12 With A Girl Like You - The Troggs 13 The Letter - The Box Tops 14 I'm Alive - The Hollies 15 Yesterday Man - Chris Andrews 16 I've Been A Bad Bad Boy - Paul Jones 17 Silence Is Golden - The Tremeloes 18 The End Of The World - Skeeter Davis CONTENIDO CD 2: 1 Friday On My Mind – Easybeats 2 My Generation - The Who 3 I Feel Free – Cream 4 The Wind Cries Mary - Jimi Hendrix Experience 5 A Whiter Shade Of Pale - Procol Harum 6 These Arms Of Mine - Otis Redding 7 Cleo's Mood - Jr. Walker & The All Stars 8 The Happening - The Supremes 9 She'd Rather Be With Me - The Turtles 10 98.6 - The Bystanders 11 Sunny Afternoon - The Kinks 12 Father And Son - Cat Stevens 13 Nights In White Satin - The Moody Blues 14 You Don't Have To Say You Love Me - Dusty Springfield 15 Stay With Me (Baby) - Lorraine Ellison 16 Hang On Sloopy - The McCoys 17 This Old Heart Of Mine (Is Weak For You) - Brian Holland, The Isley Brothers 18 Let's Dance - David Bowie