Palabras miserables

9:30 p. m. Conx Moya 23 Comments

Busco la definición de miserable:

1. adj. Desdichado, infeliz 2. De escasa cuantía o valor 3. adj. y com. Avariento, mezquino 4. Malvado, perverso:

Otras palabras con las que guarda relación: agarrado - arrastrado - avaro - canalla - chamizo - cutre - incremento - menguado - mezquino - rasposo - roñoso – sórdido

Trinidad Jiménez: “El Gobierno se ha pronunciado ya en múltiples ocasiones. Desde el primer momento lamentamos el uso de la violencia de manera contundente y clara. Ahora pienso en lo ocurrido, en lo que se me pedía al principio, y reivindico la prudencia con la que me manifesté y con la que me sigo pronunciando. Tengo claro cuál es mi función y mi responsabilidad como ministra, que no es dejarme llevar por lo que la opinión pública o los medios quieren, sino por mis obligaciones: no precipitarme a la hora de valorar unos acontecimientos, esperar las investigaciones independientes y contrastar los hechos. Una vez conocidos, hemos podido comprobar cuál es la situación. Hay una gran distancia entre la situación de la que se hablaba en un inicio y lo que realmente ocurrió, verificado por organizaciones de derechos humanos (…) Ahora me alegro de no haberme dejado llevar por la especulación, porque los informes de los organismos independientes reparten la responsabilidad sobre la violencia en las dos partes”. Diario Público, 26/12/2010.

A pesar de estas palabras de la ministra, que probablemente podemos calificar de MISERABLES, las organizaciones saharauis de DDHH hablan hoy mismo de gravísimas torturas contra jóvenes saharauis que participaron en el campamento de Gdeim Izik y que ahora están encarcelados. Violaciones por el recto con objetos metálicos o palos que hacen que muchos de ellos aún tengan hemorragias, descargas eléctricas, insultos, privación de sueño y alimentación, interrogatorios desnudos, ser orinados encima por sus torturadores, quemaduras con cigarros…

También los informes de Human Rights Watch y Amnistía Internacional hablan de detenciones, torturas, falta de asistencia a heridos saharauis, palizas, abusos, heridos de bala… Estos son algunos titulares ofrecidos al respecto por la prensa:

“Amnistía critica la impunidad de los torturadores en el Sáhara. Rabat no investiga los abusos cometidos por marroquíes durante los disturbios de El Aaiún” (Público, 20/12/2010);

“Los derechos humanos pisoteados sobre un fondo de manifestaciones, violencia y represión” (Informe de AI “Rights Trampled: Protests, Violence and Repressio in Western Sahara”, 20 Dic 2010);

“Sáhara. Amnistía Internacional exige que la ONU vigile los derechos humanos en el Sáhara Occidental” (Servimedia, 11 de diciembre de 2010);

“Amnistía corrobora que en El Aaiún se produjeron torturas generalizadas a detenidos” (El Mundo, 2 de diciembre de 2010);

"Casi todos los detenidos en El Aaiún fueron apaleados, según Amnistía Internacional” (El País, 2 de diciembre de 2010)

“Human Rights Watch acusa a Marruecos de tortura. Rabat impidió la asistencia médica a heridos en El Aaiún” (Público, 26 de noviembre de 2010); “Human Rights Watch constata palizas y abusos en el Sáhara” (El Correo, 19 de noviembre de 2010);

“El Gobierno calla sobre los casos de torturas. Dice "desconocer" el informe de Human Rights Watch” (Público, 27 de noviembre de 2010)

“La prensa marroquí "reinventa" el informe de Human Rights Watch. Informa sin mencionar las denuncias de torturas” (Europa Press, 28 de noviembre de 2010)


Sí, la actuación de la ministra española de exteriores y sus palabras pueden calificarse de miserables. Como también lo son otras afirmaciones de personas que disfrutan de cómodos cargos o realizan trabajos que les inclinan a no llevarse mal con Marruecos.

“La izquierda apoya al Sáhara por mala conciencia y sentimentalismo”, María Rosa de Madariaga, investigadora y autora de varios libros sobre Marruecos. (La Gaceta, 3 de enero de 2011)

“España hace muy bien en mantener la equidistancia en el conflicto saharaui”, Ricardo Martínez Vázquez, Director de Casa África. (La Opinión, 2 de enero de 2011)

Palabras miserables, mezquinas, canallas, perversas que tan bien retratan a quienes las pronuncian y les condenan para siempre.

23 comentarios: