Estampitas playeras...

6:13 p. m. Conx Moya 0 Comments

Vacaciones: cuando tienes serias dudas sobre en qué día de la semana te encuentras.
Madurar es bajar la sombrilla a la playa y embadurnarse de protector 50.
Cuando la camisola de la playa se tiene sola de pie: Sal, arena y bronceador.
Poner una lavadora que no es la tuya. Más difícil que una ingeniería
1: Cómo mola bañarse mientras llueve 2: Salir corriendo en bikini por el pueblo con esterilla como protección en la cabeza mientras caen buenos granizos.
Decenas de nadadores practicando en la playa. Emborracha tanta belleza...
Bajar a la playa con estilismos y labios pintados, apestar a colonia, no nadar ni meter la cabeza. En definitiva odiar la playa....
¿Ya no lee la gente en la playa? A nuestro alrededor sólo nosotros dos con libro y un par de parejas leyendo el periódico...
Nada de libros en la playa. Cigarro, móvil y las putas palas. Odio malayo contra las palas...
Pasar con esfuerzo la ITV del bikini y hacerse un moratón en todo el muslo más grande que la Estrella de la Muerte.
Hacerse por primera vez la pedicura. No poder esperar a ir a la playa. Decorarse el dedo gordo con un montón de granitos de arena “empegostrados”.
Con buenos camareros en magnos bares de confianza, dejarse llevar, que elijan ellos la bebida. En el Pez Globo, siempre.
Superar con nota los quince días a solas a todas horas con su pareja y tener ganas de más. ¡Enhorabuena, le ha tocado el premio gordo!

0 comentarios: