Marruecos, de los nervios tras la victoria de Aminetu

8:26 p. m. Conx Moya 1 Comments


Tras la vuelta de nuestra tan querida Aminetu a su casa en El Aaiun, y tras salir de lo más escaldado, el gobierno marroquí no gana para sobresaltos. Los últimos acontecimientos que se suceden en este mes escaso desde el final feliz de la huelga de hambre de Aminetu (que no del caso Haidar) no prometen un futuro muy alentador para la ocupación. Los hechos lo demuestran.

Marruecos, en una desesperada huida hacia delante, niega las violaciones de derechos humanos en el Sahara ocupado, y acusa a los activistas y víctimas de la represión de instrumentalizar y utilizar como coartada las denuncias que realizan. Estas palabras de Abdelhamid el Ouali, integrante de la Comisión Consultiva de Regionalización demuestran que Marruecos ha quedado muy tocado por el caso Haidar. A estos problemas se une el recordatorio del comisario europeo Stefan Füle de los "compromisos y responsabilidades" que adquiere Marruecos por su relación con la UE a la hora de respetar los valores democráticos y humanitarios.

Las noticias sobre el arresto domiciliario de Aminetu, que niega Marruecos, y las constantes detenciones, torturas y represión que sufre la población saharaui, se intentan contrarrestar por parte del lobby promarroquí. En España salió a la palestra en El Pais el “embajador de España” Máximo Cajal, defendiendo la integración del Sahara Occidental en Marruecos, los saharauis según él ni siquiera existen, obviando la Historia, la ONU, la represión marroquí en el Sahara y el derecho internacional que ampara a los saharauis. Es una pena que El Pais dé cobijo a semejantes palabras. ¿Dejaría espacio en su Tribuna para argumentos a favor del nazismo, del racismo, de la violencia sexista?, ¿por qué presta ese enorme altavoz para apoyar a un régimen tirano y torturador?

En respuesta, El País dedica hoy en su sección cartas al director un pequeño espacio para la réplica del periodista y poeta Ali Salem Iselmu (Generación de la Amistad Saharaui) al artículo de Máximo Cajal publicado hace unos días en el diario. Esperamos que El País dé espacio, en el tema del Sahara, a las tesis favorables a la legalidad y el derecho internacional y contrarias a la dictadura y la tortura. Porque las tribunas de El Pais en los últimos tiempos, en lo que se refiere a la cuestión saharaui, están copadas por personajes como Cajal, y otros que mantienen tesis similares como Bernabé López o Juan Goytisolo. Lejos quedan en el tiempo los artículos de Escritores por el Sahara o del representante saharaui ante Naciones Unidas Bujari Ahmed publicados en El Pais.

Ahora que tanto se habla de la postura de Google de su posible abandono del mercado chino por la censura de este gobierno sobre Internet, Carlos Ruiz Miguel ha escrito un magnífico artículo sobre la sucia guerra cibernética que mantiene Marruecos (intensificada a causa del efecto Haidar) contra webs prosaharauis. A los datos que aporta Carlos podemos añadir los ataques contra la web de la TV saharaui y AFAPREDESA, contra la página POR UN SAHARALIBRE y la batalla campal que se viene realizando en facebook, contra usuarios y grupos favorables a la causa saharaui.

1 comentarios: