Los murcianos Perro, a liarla en Madrid

6:08 a. m. Conx Moya 0 Comments

Esta noche toca en Madrid el grupo murcianico Perro, en la Sala Siroco, con todas las entradas vendidas desde hace varios días y unas ganas tremendas por parte de mucha gente de disfrutar de su sorprendente propuesta musical, que engancha pero bien. Y es que hay mucha expectación por ver a estos cuatro jóvenes músicos, que cuentan con varios eps y han editado con el sello Miel de moscas, a finales de 2013, su primer larga duración, Tiene bacalao tiene melodía. Yo estoy deseando verles en acción, con sus dos baterías, los sintetizadores y esa actitud que pone a bailar al más muermo.
Me veo a mí misma un día cualquiera del eterno mes de agosto del año pasado, andando hacia el trabajo con los cascos puestos. Es una mañana soleada y no demasiado calurosa, los aspersores riegan una larga extensión de sedoso césped (a pesar de la estación) y refrescan el ambiente. En el cacharro musical suena “Imposible” de Perro. A pesar de las muchas cosas que tengo en la cabeza (algunas no me gustan nada), esa canción tiene el poder de hacer sentir que es imposible que algo salga mal, da tal chute de ánimo que es difícil de explicar. Así son las canciones de Perro, extrañamente adictivas, a pesar de su aparente sencillez, su aire gamberro, su peculiar humor murciano; redondas en su huída de todo lo transcendente, serio y circunspecto.
Canciones adictivas… cuántas veces habré escuchado uno de los temas suyos que más me gustan, Bicicleta, “pedaleo como si fuera mi último día en la tierra”. La conocí en la primera temporada de nuestro programa musical de cabecera, Tímpanos y Luciérnagas, cuando era en directo y se podía preguntar online a sus conductores qué música estaba sonando. Perro habían participado en TyL con el estudiante Larry, protagonista de una de las canciones de su último disco, y recuerdo haber escuchado en el programa su canción “Naciones Unidas”. De ahí di el salto a su bandcamp y sus “Singles brasileñas” y en uno de los programas quedé intoxicada por ese “Me gusta tanto correr en…” Bicicleta se llamaba, como me aclararon los conductores del programa, y me confirmaron que suena de maravilla en directo. Espero tener ocasión de escucharla esta noche.
Los amigos de Perro dan la impresión de pasarlo bomba con su música, eso se transmite, eso llega al público, eso queda patente en el disco y se puede observar en los videos y en los programas de radio donde hemos podido escucharles, en especial Tímpanos y Luciérnagas, que es su casa al fin y al cabo. También lo pude comprobar en directo en el breve acústico que ofrecieron en noviembre en Cuervo Store, una tienda bien chula de Malasaña. Divertidos, escapan de la solemnidad con buena música y mucho ritmo. Por no hablar de que también nos gustan porque se les quiere, pudimos comprobar su disposición y amabilidad cuando les pedimos que colaboraran en una disparata idea que llevamos a cabo este verano. Y qué narices, porque son de Murcia.
Con humildad y socarronería murciana, se sacuden agasajos y alabanzas y van a la suyo, a hacer lo que quieren y tienen que hacer. Larga vida a Perro.
Aquí les dejo con una versión "primeriza" de la chulísima Catán.