“¡Que son los putos Stranglers!”

12:36 a. m. Conx Moya 0 Comments


“¡Que son los putos Stranglers!”, deberíamos empezar, a la manera de Irvine Welsh en ‘Secretos de alcoba de los grandes chefs’ (“¡Que son los putos Clash!”); The Stranglers inician una gira por España y recalan en Madrid el jueves 3 de abril. Lady Dilema al habla. Qué hacer. Puede ser la única ocasión de verles en directo. Surgen las dudas de si tocarán muchas de las clásicas, de los discos nuevos no tengo ni idea; ¿qué aspecto tendrán?, ¿aguantarán bien el concierto?, ¿mantendrán la actitud?, ¿se puede mantener con su edad?
El de músico rock, punk y demás, es uno de los estatus (no me sale llamarle oficio) más desgraciados que hay; se require ser joven. Es injusto, claro, hay músicos que han tenido una más que notable madurez, con las espadas en alto, regalando maravillas y manteniéndose muy decentemente en pie. Pero es lo que hay. Tenemos grabada a fuego esa imagen de jovenzuelos flacos como lápices, más vivos que aguilillas, con sus pantalones tatuados de puro ajustados, pelazos tiesos y revueltos, ropa de colorines, pendientes y quincalla variada… imagen que empieza a casar fatal con la entrada en la cuarta década; qué decir cuando la cuarta década no es de edad, si no de carrera, como es el caso.
¿Cómo estarán The Stranglers? Violentos, combativos, indomables, buenos músicos, inquietos, apenas han parado de publicar discos, por lo que no va a ser una reunión después de siglos sin verse para pillar pasta. A lo largo de cuarenta años nos han dejado una serie de canciones que son auténticos himnos de una maravillosa e irrepetible época que tanto debe a la Thatcher, la musa del punk, por el estado en que dejó el país, los servicios públicos y su política ultraderechista y pendenciera. Ella sentó las pringosas bases de las que salieron grandísimos músicos.
Aunque el grupo comenzó su andadura en 1974, no sería hasta 1976 cuando empezaron a despuntar. Se ha asociado a The Stranglers con el movimiento punk rock, no en vano fueron teloneros de los Ramones y Patti Smith en sus giras por Reino Unido. De todas formas no hay unanimidad en cuanto a incluirles en este movimiento, según se dice “debido a su edad y virtuosismo musical y la inclinación intelectual de algunas de sus letras”, y también creo yo que por sus inclinaciones hacia otros estilos y la longevidad de su carrera.
Los primeros álbumes de la banda, Rattus Norvegicus, No More Heroes y Black & White tuvieron un gran éxito de ventas y singles como Peaches, Something Better Change y No More Heroes se convirtieron de inmediato en clásicos punk. Más tarde llegarían preciosidades como Golden Brown o delicadezas como La Folie. Hablando de etiquetas se dice que empezaron en esa cosa llamado pub rock, como mis adorados Eddie and The Hot Rods. Posteriormente a The Stranglers se les inscribió en el emergente punk, pero ellos fueron más allá, así se les han achacado influencias de la psicodelia, jazz, soul, new wave punk, rock, con toques de experimentación. El caso es que el jueves 3 de abril estarán en Madrid, a las 20:00 en Sala Shoko. Eso sí, lamentablemente sin el cantante Hugh Cornwell.
“¡Que son los putos Stranglers!”