Colaboración en la revista peruana 'Discos y otras pastas'

7:00 p. m. Conx Moya 0 Comments

Primera colaboración con la revista peruana; tres grupos que me encantan y pasaron por Madrid este mes de julio de 2014. Discos y Otras Pastas 59 - Julio 2014
JUKEBOX DESDE EL OTRO LADO ESCRIBE: CONX MOYA
Este caluroso mes madrileño viene cargado de propuestas que merecen la pena. Destaco tres conciertos. Tres bandas absolutamente magníficas, proyectos muy personales, de gran calidad y veracidad que tendremos la suerte de tenerlos por estos lares.
THE WAVE PICTURES presenta una gira que no deja de ser curiosa; dentro del ciclo "We Used To Party" la banda tocará al completo el álbum ‘Artistic Vice’ (1991) del reputado y complejo músico Daniel Johnston. Los Pictures son una banda de rock inglés, enmarcados dentro de la escena alternativa, cercanos al lo-fi, en busca de un sonido más auténtico y menos elaborado. Practican un rock luminoso y travieso, muy inglés, pero con letras irónicas y afiladas en la mejor tradición de su país. Se me ocurre tal vez comparar sus canciones con las de The Smiths; ambas bandas comparten cantante con una peculiar forma de interpretar.
El elegido es Daniel Johnston, un músico y dibujante estadounidense nacido en 1961. Se trata de un artista muy peculiar, a quien su compleja vida ha influido para desarrollar una larga, sinuosa e irregular carrera que comenzó a finales de la década de los 70. Músico underground, sin embargo ha sido alabado por numerosos artistas de la talla de David Bowie, Yo La Tengo, Sonic Youth, Eddie Vedder o Beck. Dicen The Wave Pictures que ‘Artistic Vice contiene toda la esencia del mejor Daniel Johnston. Composiciones puramente pop con formato de rock-garajero adolescente, sus poco sutiles rasgueos de guitarra marca de la casa y grabación casera total”. De sus versiones de Johnston destaco la canción ‘My Life is Starting Over Again’, un torrente de buen rollo musical.
BLACK REBEL MOTORCYCLE CLUB. El grupo, formado en San Francisco en 1998, está considerado como una de las bandas que revitalizaron el rock en los inicios de la década del 2000. En sus años de carrera se han mantenido fieles a su estilo, con una estética entre el rock clásico y el punk. Han experimentado alguna variación, en concreto hacia el country godspell en su disco Howl, un cambio de estilo que les acercó a la generación de poetas beat; precisamente tomaron del poeta Allen Ginsberg el nombre del disco. Un experimento complicado pero del que salieron más que airosos. Intensos, emocionales, la tristeza, la nostalgia y los adioses forman parte de su repertorio. Pero también saben ser feroces, furiosos, reflejar en sus canciones toda la rabia desatada. Sus álbumes están llenos de atmósferas evocadoras y ardor. La música de BRMC es melancólica, aunque nunca marcha a medio gas; apasionados, sus composiciones están muchas veces rodeadas de una cierta épica, marcada por la poderosa batería, curiosamente el instrumento que ha cambiado de manos hasta en tres ocasiones en la banda, pero que para mí es una de sus señas de identidad, además del potente sonido de guitarra que siempre ha desplegado el trío.
Su último disco hasta la fecha es Specter at the Feast (2013). Como anécdota, se les puede escuchar en la última película de Jim Jarmusch ‘Solo los amantes sobreviven’; su “Red eyes and tears” suena en un club donde acuden los protagonistas a ver un concierto de rock. Que alguien como Jarmusch te incluya en alguna de sus bandas sonoras no es cualquier cosa. Una grandísima banda.
EELS, el grupo bajo el que se esconde Mark Oliver Everett. Sin quitarle ni pizca de mérito musical, la cantidad de desgracias que le han sucedido en la vida al líder de la banda han hecho que a veces se hable más de sus tragedias que de su música, que en verdad merece la pena. Y mucho. Su ‘Novocaine For The Soul’, es una canción fundamental para mí. Rodeado siempre de curiosidades y anécdotas vitales a Mr. E le ha sucedido de todo. Se cuenta que George Bush hijo intentó prohibir a la banda por nociva, y que una gira que realizó con una orquesta de cuerdas y viento fue fruto de un sueño del músico. Las penas que le han acechado en su vida son para tumbar al más fuerte. Hijo de un reconocido científico, a la muerte del padre seguirán la de la madre a causa de un cáncer, el mánager de la banda y la tía azafata que iba en uno de los aviones secuestrados el 11-S, además de su amada hermana, que acabó suicidándose. Everett, de adolescencia retraída y complicada, es un caso claro de cómo la música puede salvar, mientras consigue con sus trabajos plasmar una actitud positiva ante la vida, sin tonterías ni falsos optimismos.
De Mr. E también quiero destacar el libro ‘Cosas que los nietos deberían saber’, un libro autobiográfico que habla de seguir, seguir vivo y seguir adelante a pesar de todas las pruebas que te ponga la vida. En abril de este año, Everett ha publicado su último disco, titulado The Cautionary Tales of Mark Oliver Everett.