La poesía en imágenes de Roberto Maján

6:26 p. m. Conx Moya 0 Comments


Una cosa lleva a otra. Un encuentro lleva a conocer a más personas. Y así vamos tejiendo la vida y las relaciones. Siempre con la predisposición de que serán para bien y casi siempre acertando.
Creo que los pintores ven el mundo de forma diferente al resto de los mortales. Resumen en una imagen conceptos complejos que costaría decenas de palabras explicar en un pálido reflejo lo que ellos consiguen. 
Mesa de trabajo de Roberto Maján, con ilustraciones de ¿Y dónde queda el Sahara?
Conocimos al ilustrador Roberto Maján, o más bien su trabajo, a partir de sus maravillosas ilustraciones para el blog de los escritores saharauis en El País que tiene el sugerente nombre de ¿Y dónde queda el Sahara? Todo empezaba un sábado de enero de 2013. Varios escritores saharauis de Generación de la Amistad se congregaban en la Plaza de España de Madrid con la periodista Lola Huete, de El País Semanal. Una llamada de este prestigioso dominical no es cualquier cosa, así que entre el grupo se generó un positivo revuelo. Finalmente Sukeina Aali Taleb, Zahra Hasnaui, Limam Boicha, Mohamed Ali Ali Salem, Ali Salem Iselmu y Bahia Mahmud Awah se reunían en nombre de todos sus compañeros para contarle al mundo sus experiencias como escritores saharauis que crean en español. La preciosa entrevista, con una maravillosa foto de los poetas en la librería de cine Ocho y Medio de Madrid, desembocaría poco después en el blog ¿Y dónde queda el Sahara?, que comenzó su andadura en septiembre de 2013. El blog se vio embellecido desde el inicio por las ilustraciones de Roberto Maján, de las que quiero destacar que están positivamente alejadas de todo lo que se ha hecho hasta ahora para ilustrar literatura saharaui.
Después de casi dos años de admirar sus dibujos en el blog de El País, su ilustración del ojo azul como el océano, fecundado por un delicado pez rojo (esos peces de Roberto) me impulsó a conocerle por fin, a lo que amablemente el artista accedió. Mantuvimos una charla de lo más agradable, con la suerte añadida de poder ver su lugar de trabajo. Hay algo tremendamente especial en los lugares donde se crea, ya sea música, donde se escribe o muy especialmente en el estudio de un pintor o un ilustrador. Tuvimos la suerte de palpar ese ambiente donde Roberto crea sus acuarelas llenas de animales, seres mitológicos, naturaleza, artefactos y todo lo que su imaginación le dicta. 
Los sellos del Sahara Español de la colección de Roberto
Hablamos con Roberto Maján de su juventud en Soria, de cuando participó durante varios meses en un programa musical en la programación local de Radio Nacional. De formación autodidacta, se trasladó a Madrid donde empezó a trabajar para distintas editoriales y medios de comunicación. En 2006 fundó la editorial Artichoque donde publicó varios libros ilustrados por él como “Kamasutra” o “Petronia y la reina Bigotuda”, que lograron varios premios y menciones. Con el tiempo evolucionó hacia la acuarela y trabajos más personales, entre otros, la colaboración con ¿Y dónde queda el Sahara? El Sahara copó, como no podía ser menos, nuestra conversación.
- ¿Cómo surgió la colaboración con el blog de los escritores saharauis en El Pais?
La idea de colaborar surgió a propuesta de Sukina, ella me comentó que iba a coordinar un espacio de visibilidad para el Sáhara Occidental dentro de EL PAIS que hablara de su cultura y mantuviera viva la esperanza de una solución justa. Con todo me advirtió de que no era un espacio político. La idea me gustó, por mi simpatía con la causa saharaui y por enfrentarme al reto de hacer ilustraciones que hablaran desde lo emocional, a lo que no estaba acostumbrado. También le dije que muchas de mis ilustraciones sí serían políticas. Y hasta ahora.....
- ¿Qué conocías sobre el Sahara con anterioridad a esta colaboración?
Las primeras imágenes que me introdujeron a la realidad del Sahara, eran unos sellos que coleccionaba, enviados por mi tío Ramón desde allí en su servicio militar, cuando aquello aún era colonia española. Así que mi Sahara era un espacio mental que se sostenía en esas pequeñas imágenes, fragmentos, que yo magnificaba en mi cabeza. Por cierto que esos sellos me traían de cabeza porque yo en aquella época era un niño muy ordenado y no sabía si tenían que ir en el álbum de nacionales o extranjeros. Pues aunque allí venía escrito bien claramente, España, la realidad ya era otra. Ahora mi idea del Sahara es mucho menos gaseosa y mítica, más cercana. Aún sin haber viajado todavía allí ya conozco sus paisajes y tengo mucha más información, conozco a sus poetas y detalles de sus costumbres. Así que ha pasado de ser enamoramiento a amor verdadero.
- ¿Cómo construyes las ilustraciones para cada texto?
El texto a la hora de abordar el trabajo de ilustración, es un pretexto para construir un correlato con el que discurrir en paralelo. Las imágenes que evoca un texto literario ya son ricas además de personales e intransferibles para cada lector, como para tener que encerrarlo en una interpretación demasiado literal que el ilustrador haga de él. Ambos se han de complementar en una relación de simbiosis enriquecedora, sin jerarquías. Busco en el texto algo que me trasporte a otro lugar y de allí vuelvo con algunas cosas. Juego con ellas, las observo por arriba y por abajo, las cambio de lugar las sumerjo, las quemo… hasta que la idea aparece como una revelación. Luego ya puedo poner la música y dibujar.
Las ilustraciones de Roberto Maján van de la mano de los textos de los escritores saharauis con absoluta armonía y naturalidad. Textos y  acuarelas recorren el desierto, se sumergen en el océano usurpado del Sahara, se suben al lomo de una duna, se protegen con el benéfico turbante, sobrevuelan el desierto buscando esas nubes con ojos cargadas de lluvia. Un camello pierde la arena de su interior por los agujeros que ha sufrido en su cuerpo. Un centauro del desierto, dromedario con cabeza de beduino, se pone en marcha. Un hombre golondrina sobrevuela mostrando a su hijo el océano al que retornarán los saharauis más pronto que tarde. Una caravana de dromedarios marcha sobre unas dunas de nieve. Un torero entra a matar a una pacífica gacela…
Hay imágenes que son poemas en sí mismas.

- Trabajo de Roberto Maján sobre el Sahara
 - Página web de Roberto Maján
Blog ¿Y dónde queda el Sahara?