Beat Attitude, sí hubo mujeres en la Generación Beat

7:41 p. m. Conx Moya 0 Comments



Presentación de la antología ‘Beat Attitude’, de Annalisa Marí Pegrum, en La Central de Callao, miércoles 29 de abril de 2015.
A los nombres de Jack Kerouac, Allen Ginsberg, Gregory Corso, Neal Cassady, William Burroughs, Lawrence Ferlinghetti o Peter Orlovsky por fin se añaden los de Elise Cowen, Joanne Kyger, Lenore Kandel, Diane di Prima, Denise Levertov, ruth weiss, Janine Pommy Vega, Hettie Jones, Anne Waldman y Mary Norbert Körte. Ellos son las grandes luminarias de la Generación Beat, ellas sus casi desconocidas compañeras.
Pero no sólo, ellas fueron creadoras, artistas, escritoras, poetas. Pagaron muy caro ser mujeres, estar al lado de hombres bellos, provocadores, artistas, hombres duros, atractivos, rebeldes, talentosos, modernos. Si el discurso agitador de aquellos jóvenes era un escándalo entre la sociedad de los años 50, en ellas era simplemente intolerable. Pagaron su osadía con ostracismo, locura, olvido y muerte. La moral de la época no podía perdonar su libertad sexual, su adicción a las drogas, su alejamiento de lo convencional. Lo pagaron muy caro.
En los años 90 Gregory Corso al ser preguntado por la ausencia de mujeres en la generación beat, respondió: “Hubo mujeres, estaban allí, yo las conocí, sus familias las encerraron en manicomios, se les sometía a tratamiento por electrochoque. En los años 50 si eras hombre podías ser un rebelde, pero si eras mujer tu familia te encerraba. Hubo casos, yo las conocí. Algún día alguien escribirá sobre ellas.” Annalisa Marí Pegrum es una de las mujeres que han recuperado la voz de estas creadoras injustamente poco conocidas, con su antología la antología ‘Beat Attitude’, publicada por Bartleby Editores.
Pepo Paz, el editor, destacó como en poco tiempo han logrado sacar la segunda edición del libro, y pronostica que seguirá vendiendo, convirtiéndose en uno de los libros indiscutibles del catálogo de la editorial.
Tomó la palabra a continuación Manuel Rico, director de la colección Bartleby Poesía. Se refirió a su toma de contacto con los poetas beat a través de una antología de Marcos Ricardo Barnatán, publicada en los años 70. Por primera vez en España se abría la ventana a una poesía americana diferente. Llegó en paralelo a la aparición de los novísimos, un momento de innovación en la poesía. La poesía beat es una respuesta poética a la sociedad norteamericana de la época, acomodaticia, cercada por la caza de brujas, la sociedad del “American way of life”. Los jóvenes de la Generación Beat se movilizaron contra aquella sociedad “modélica”, explicó Rico.
La beat fue una generación rompedora que buscaba nuevos horizontes. Se trataba de ofrecer una mirada nueva, mirar a la sociedad desde el fondo de la propia personalidad. Desde el yo, desde una personalidad muy radical, profunda y contestataria, también contra la poesía tradicional. Como explicó Rico, se impuso la imaginación, la libertad, por encima de cualquier regla poética. Partían de una actitud radicalmente individualista; en ocasiones se trataba de un canto a la locura y a la muerte; eran antimarxistas, con posturas vitalistas y a la vez actitudes suicidas; en ellos había una profunda espiritualidad, influencia del budismo y Oriente; pasión por el viaje, contrarios a la ciencia y el maquinismo. En aquellos años no se incluía en las antologías a ninguna mujer.
A continuación Manuel Rico y  Annalisa Marín iniciaron una entusiasta conversación, se nota lo que le encanta a Annalisa su proyecto, sobre el libro. Reproduzco a continuación las notas que pude tomar.
MANUEL RICO: ¿Cuál ha sido el criterio a la hora de antologar?
ANNALISA MARÍ PEGRUM: La primera noticia que tuve sobre estas mujeres fue por un libro que encontré en Australia, "Reconstruyendo a la Generación Beat". A través de mis investigaciones descubrí que la ausencia de las mujeres de esta generación también sucedía en Estados Unidos. No fue hasta el año 2000 cuando empiezan a aparecer sus nombres. Eran compañeras, novias, amigas, amantes, pero primero poetas y artistas alrededor de esta generación. Se nombra a una veintena de mujeres, pero no todas escribieron poesía y no hay constancia de la obra de todas. Otro criterio fue conseguir poemas escritos durante el periodo beat. Sin embargo algunas no publicaron hasta años más tarde. No les fue fácil publicar en el periodo de eclosión de la Generación Beat. Me interesaba encontrar poemas con otra temática: aborto, menstruación, inseguridad, locura, vida cotidiana y tareas domésticas. No niegan lo beat, son beat pero aportan temas nuevos. Algunas de ellas siguen vivas y me siguen pareciendo beat.
MR: En muchos de los poemas se intuyen quejas, victimismo, de manera sutil. Las mujeres se sintieron cautivadas por ellos.
AMP: No siento que se quejen de ellos. La mitificación de la Generación Beat es posterior. Ellas eran compañeras al lado de los hombres. Otra cosa es cuando se mezclan las relaciones personales. No fueron en absoluto personajes secundarios. Estaban allí pero si no se ha dejado constancia de su presencia es otro tema.
MR: En ellas también hay preocupación por problemas sociales.
AMP: Es complicado generalizar sobre diez mujeres tan diferentes. Sí las hay muy políticas, muy activas socialmente, muy contestatarias.
La presentación finalizó con un espectáculo de slam, con la recitación de varios poemas, acompañada con guitarra eléctrica de Brice Verdure. Annalisa recitó en español y Saiban en inglés. Me gustó muchísimo cómo recitó Annalisa los versos con el mantra “No pasa nada” y el momento doloroso e intenso de "Pequeño rezo por los ángeles caídos”, una letanía a través de la que todos pensábamos en aquellos atrapados en abismos de donde es casi imposible salir. Gracias a la maravillosa forma de recitar de Annalisa, oramos por ellos.


Una muestra de lo que hacen... Beat Attitude The Show