Loca por el Sahara

10:36 p. m. Conx Moya 0 Comments




Las calles ardían de fervor saharaui, mujeres, jóvenes y niños habían salido de sus casas aquella tarde a reclamar con la pacífica arma de la palabra su derecho a la libertad. En un momento dado las mujeres se sentaron en medio de la calle y empezaron a dar palmas y a cantar el lema de la resistencia pacífica. “Labadil, labadil”, coreaban al unísono, “no hay más solución que la autodeterminación”.

En un par de minutos se les vinieron encima decenas de policías de los llamados “croatas”, tristemente conocidos por su ferocidad. Se emplearon con saña con las porras y les propinaban culatazos con sus armas. Ellas empezaron a correr despavoridas, pero era difícil escapar a los golpes, eran demasiados. Uno de ellos se encaró a Kbaidat y ella, muerta de miedo pero sacando fuerza de toda la rabia acumulada durante años, gritó en español “Viva el Sahara libre e independiente”.

- ¡Calla, loca! - le espetó el policía.

- Loca sí, loca por el Sahara.

El “croata” levantó con odio su arma y de repente a Kbaidat todo se le volvió negro.

0 comentarios: