Larga noche de piedra

12:41 a. m. Conx Moya 0 Comments



Contaste las torturas que te hicieron, las vejaciones a las que fuiste sometido y todo el miedo que te intentaron meter a sangre y golpes en tu magullado cuerpo sin vacilar ni un segundo. Con frialdad detallaste todo el dolor que esculpieron en tus piernas, destrozadas y tal vez vez irrecuperables para siempre. Pero al ver a una madre llorar por su último hijo vivo detenido, las lágrimas surcaron tus mejillas; como ríos silenciosos recorrieron las cicatrices de tu rostro.


*A El Mami Amar Salem, presente y ejemplo tantas veces con su testimonio de vida, al que al fin hemos podido abrazar.

Larga noche de piedra


El techo es de piedra.
De piedra son sus muros
y las tinieblas.
De piedra el suelo
y las rejas.
Las puertas,
las cadenas,
el aire,
las ventanas,
las miradas,
son de piedra.
Los corazones de los hombres
que a lo lejos acechan,
hechos están
también de piedra.
Y yo, muriendo
en esta larga noche
de piedra.


Celso Emilio Ferreiro - Longa noite de pedra

0 comentarios: