Intervención Haz lo que debas. Jornada Caras del Acuerdo de Pesca

7:53 p. m. Conx Moya 0 Comments



No al ilegal Acuerdo de Pesca UE-Marruecos que incluye las aguas saharauis. No al expolio de los recursos naturales saharauis. Marruecos saquea, UE cómplice. Detengan el robo de la pesca en el Sahara ocupado.
Madrid 10 de noviembre de 2013. Colegio Mayor Chaminade.
Desde el blog Haz lo que debas, que vengo realizando desde 2006, intento reflejar desde una mirada muy personal los acontecimientos relacionados con la causa saharaui que me llaman especialmente la atención, desde el punto de vista literario en ocasiones, o de opinión en otras.
En los temas relacionados con la política y derechos humanos me gusta incidir en los nombres propios relacionados o directamente culpables, con estos acontecimientos. Esto es algo que escuché a Javier Perote hace tiempo y creo que tiene toda la razón, entiendo que esa debe ser una misión de nuestros blogs, páginas web y escritos. Normalmente el político, el empresario, el banquero, el dictador, el líder, escuda sus malas actuaciones en el partido, la empresa, el Estado, diluyendo o directamente tapando su responsabilidad. Por eso es necesario señalar sus nombres, sus declaraciones, sus caras y sus actuaciones. Porque muchas veces estos que hablan supuestamente en nombre de partidos políticos, corporaciones o gobiernos, en realidad están defendiendo intereses personales. Muchas veces no es más que eso, una cuestión de dinero, de ambición personal, disfrazados de intereses de Estado o geopolíticos.
Así, en el asunto del expolio de recursos naturales saharauis, y en concreto en la pesca, el Tratado UE-Marruecos sobre Pesca que incluye ilegalmente las aguas saharauis, los primeros que tienen intereses personales en ese acuerdo son los militares marroquíes que controlan la pesca en los territorios saharauis ocupados, algo que se ha puesto de manifiesto en diferentes medios de comunicación. Un ejemplo es el dato que proporcionaba la organización saharaui de derechos humanos ASVDH en abril de 2012, cuando hablaba de un barco de pesca, el Magnarson, que fue ocupado en esa fecha en Dajla por parados y pescadores saharauis; el barco, con pabellón de Belice y una carga de más de mil toneladas, es propiedad del general marroquí Abdelaziz Benani en un 71%. El periodista Ignacio Cembrero publicaba en El País en marzo de 2012 como militares marroquíes y ex Polisarios pasados a Marruecos se repartían la pesca del caladero saharaui. Así hablaba de artistas, deportistas, exministros, imanes, el difunto padre de un consejero del rey de Marruecos, varios exmiembros del Polisario, como Brahim Hakim y Gasmoula Ben Ebbi, entre otros.
También querría incidir en las declaraciones inmorales de algunos políticos españoles que defienden la firma del Tratado. Es el caso del propio Ministro de Agricultura español Miguel Arias Cañete, aquel que en los años 90 ocupó esta misma cartera en el gobierno de Aznar propuso exportar a países del Tercer Mundo las harinas cárnicas afectadas por el mal de las vacas locas en enero de 2001 (así lo denunció Manuel Mármol, asesor de la confederación de fabricantes de piensos, en la Cadena SER); esa es la catadura moral que tiene este señor. Personajes como éste son los que hemos permitido que detenten el poder en esta triste Europa en que vivimos. Precisamente este ministro Arias Cañete está ejerciendo el papel de lobbysta para que se firme el Acuerdo de Pesca que incluye aguas saharauis.
El pasado mes de agosto la prensa española recogía cómo el Ministro Arias Cañete ejercía esa labor de lobby, declarando que el gobierno español movilizaría a los partidos para apoyar el Acuerdo UE-Marruecos; también está ejerciendo como lobbysta con el propio sector pesquero español. El Ministro Arias Cañete llegó a afirmar que el ejecutivo español haría una “campaña potente” para que se apruebe el acuerdo, junto con una “ofensiva diplomática” con el resto de países europeos, calificando de “prioritaria” para el gobierno español la firma del acuerdo.
Quiero referirme a otra “cara”, la de la eurodiputada española del PP Carmen Fraga, ponente española para el acuerdo de Pesca. Aparte de su actuación de estos años a favor de la firma, aseguraba en estos días que los informes jurídicos avalan que el acuerdo "no es ilegal 'per se'", ya que el respeto o no del Derecho internacional se debe evaluar una vez se ponga en práctica el acuerdo. Es decir, primero robamos y una vez robado, que hablen si acaso los tribunales.
Otra vergonzosa actuación de los partidos mayoritarios españoles es la que pudo verse en el Congreso de los Diputados el pasado mes de octubre tras la aprobación de una proposición no de ley propuesta por el PP para pedir al Parlamento Europeo que ratifique el protocolo de pesca; la iniciativa fue apoyada tanto el PSOE como CiU y rechazada por el resto de formaciones de la oposición por no incluir ninguna mención sobre el respeto a los derechos humanos y la soberanía del Sáhara occidental. El diputado 'popular' Joaquín García Díez, otra “cara” a destacar, realizaba afirmaciones tales como "es un camino erróneo pretender buscar una solución al conflicto del Sáhara a través de la Comisión de Pesca" porque este tema "debe ser tratado en otros foros internacionales y no con un protocolo comercial" o "¿Prefieren este protocolo o que vengan otros de fuera de la UE, nos quiten la pesca y luego tengamos que comprársela?", hablando además en todo momento de “caladero marroquí”, sin diferenciar que se incluyen las aguas del Sahara Occidental. O las “caras” de los diputados del PSOE y CiU que defendieron el acuerdo en el Congreso de los Diputados.
Además de esta incidencia en los nombres de quiénes están detrás del apoyo a este acuerdo de pesca, y para finalizar mi intervención, entiendo que es fundamental denunciar la política marroquí de sobreexplotación, descartes masivos de toneladas de peces muertos arrojadas en alta mar, o como en la población saharaui, afectada de falta de trabajo y pobreza, no revierte ninguna de las ganancias que obtiene Marruecos por este expolio; también que se continúen e intensifiquen las campañas de denuncia del acuerdo, como las exitosas campañas promovidas por WSRW hace unos años. Desmontar las afirmaciones de los políticos interesados en decir que el acuerdo es fundamental para la economía española y el sector pesquero, algo que puede calar en la población española para apoyar el acuerdo aunque estuvieran a favor de la independencia del pueblo saharaui.
Muchas gracias,

0 comentarios: