Aún se reúne la gente una tarde de viernes a celebrar la literatura

5:08 a. m. Conx Moya 0 Comments


Yo no soy nada mitómana con los libros, ediciones especiales, antigüedades, esto y lo otro. Me gusta la literatura, lo que contienen libros, eso es lo que de verdad me engancha. El agobio por la falta de espacio en casa me ha hecho reducir muchísimo la compra de libros físicos, algo que remedio con las bibliotecas, y el uso del libro electrónico, que la verdad me gusta, y me permite leer trabajos, ponencias, libros de amigos que no están editados y todo tipo de escritos, no solo literatura.
Pero no voy a negar lo bonito que es coger un libro, pasar sus páginas, olerlo cuando es nuevo; temblar cuando se pasan las delicadas páginas de un libro de viejo, disfrutar con las portadas, poner una dedicatoria, o la fecha, o mi nombre en la primera página. Sentir, palpar, degustar casi físicamente un libro. Es verdad.
Por eso una librería es un sitio mágico para quienes amamos la literatura. Sus estanterías repletas, los libros amontonados, los posters, el librero que nos ayuda, que acude a nuestra llamada para recomendarnos un libro que nos cure el alma esas veces que lo necesitamos…
Hay una librería en Madrid, Altaïr, Gaztambide 31, muy cerquita de la mítica Casa de las Flores, rebosante de libros de viajes. Y allí hay muchos libros sobre desierto, y sobre Africa, y sobre el Sahara Occidental. En ella hay libreros que te atienden muy amablemente, como Javier, como Iruña, como otros compañeros. Ayer era el Día de las Librerías, y organizaron una agenda plagada de actos durante todo el día. Trabajaron duro, ojalá vendieran muchos libros. Allí nos fuimos para la presentación de “El sueño de volver” de Bahia Mahmud Awah, que celebraba además el lanzamiento de la segunda edición del libro. ¡Qué mejor ocasión para celebrarlo!
Bahia, acompañado del profesor de antropología Juan Carlos Gimeno y el poeta nacional saharaui Bonana Buseif, habló de su tierra, el Sahara Occidental, de la que permanece alejado por la ocupación marroquí, del sueño de todos los saharauis de regresar, de la colectividad, tan importante para un pueblo nómada y beduino; nos contó que su libro es un ejercicio de memoria, para luchar contra el olvido, para dar a conocer a las nuevas generaciones saharauis la historia de su patria, para luchar contra el desarraigo.
Bellos momentos acompañados por los amigos. Celebrando que aún se escribe a pesar de la que está cayendo ahí fuera, que se sigue editando pese a las dificultades, que aunque nos impongan esta crisis se siguen vendiendo libros, que una tarde de viernes, aún se reúne gente a celebrar la literatura, a hablarse, a mirarse, a emocionarse con una palabra, con unos versos.
Por la mañana la fiesta comenzó con la proyección de un reportaje fotográfico, a cargo de Santiago Carrión, sobre la peregrinación de los indios quechua y aymara hasta el límite de las nieves perpetuas en Perú. Nos incorporamos por la tarde y nos encontramos con una degustación de tapas, zumos y dulces típicos brasileños. Nos sorprendió la preciosa voz de La 'Jose', acompañada por la guitarra de Víctor Iniesta, que hacen música que abarca desde el flamenco, la copla y las melodías sefardíes al pop, el soul o el rock, ayer demostraron pasión y sensibilidad a raudales. Tras la presentación del libro de Bahia terminamos la tarde con la actuación de dos miembros de la asociación Artística Palermitando, con su espectáculo circense Acircándonos, un proyecto que “acerca el circo” allá donde más se necesita. Nos reímos hasta las lágrimas con Arlein, un desquiciado mago "francés" y nos emocionamos con su compañero, un contador de historias que nos habló del desierto y de la lucha del pueblo saharaui.
Y completé la velada, además de mirando los libros y el material de papelería, rebuscando entre las telas y ropas africanas (cayó algo para una amiga) y viendo las fotos de la exposición “SAHARAUIS: olvido, dignidad, coraje”, de Marisa Mártil. Os cuento un secreto, me emocioné al ver las fotos de dos ancianos a los que quiero mucho, la poeta Jadra Mint Mabruk y Mahmud, el padre de Bahia…





ACTUALIZACION. Sobre libros, librerías, libreros y demás. Sigo este blog, con muchas opiniones no estoy en absoluto de acuerdo, pero muchas entradas tienen su interés. Pues eso, si os apetece, Patrulla de salvación.

La Jose y Víctor Iniesta

0 comentarios: