Hagámoslo por nosotras mismas.

9:33 a. m. Conx Moya 0 Comments

El jarrón roto se puede pegar pero no volverá a ser el mismo. Según datos de la prensa en España se produce una media de tres violaciones al día, una violación cada ocho horas. En esta semana que acaba hemos contemplado con asombro cosas que tal vez pensábamos que no íbamos a volver a ver ni a vivir. Lo sucedido en Málaga, una historia terrorífica y sórdida, archivada pero pienso que en absoluto cerrada. O una salvaje agresión a otra chica en Palma. En ambos casos la brutalidad fue grabada en móvil, seguro que para su difusión en Internet. Las víctimas son puestas en el centro de mira y los agresores jaleados y hablando por la tele como “celebrities”.
Desde que el gobierno de Rajoy está en el poder estamos asistiendo a una alarmante y nefasta pérdida de derechos de la mujer. Declaraciones intolerables, de hombres y lo que es peor, mujeres de las administraciones de este gobierno retrógrado, nos quieren devolver a la época de “la mujer en casa y con la pata quebrada”. Y no sólo los políticos, les sigue la Iglesia católica con declaraciones y actitudes absolutamente intolerables.
Sólo nos faltaban los políticos más reaccionarios y carcamales opinando (rebuznando) sobre un tema tan delicado, y minimizando la gravedad de las agresiones. Como salen indemnes con la corrupción ahora los políticos se animan con la violencia de género ¿Qué será lo próximo?
Por no hablar de las agresiones verbales y psicológicas que cualquiera de nosotras podemos padecer en cualquier momento, las redes son un caldo de cultivo donde proliferan. Mujeres que nos creíamos libres de estas porquerías podemos sentirnos agredidas y en el ojo del huracán…
En definitiva, cosificarnos, utilizarnos, minusvalorarnos, asustarnos, violentarnos… ¿En qué mierda de sociedad vivimos? Quienes educan a estos monstruos son mujeres. Luchemos por cambiar esto, no contribuyamos a mantener estas prácticas asquerosas. Hermanas, hagámoslo por nosotras mismas.


0 comentarios: