“La retirada no es una opción”. Presentación del poemario Mente animal de Pilar Adón.

12:27 a. m. Conx Moya 0 Comments



“En Toledo también llueve a veces”, ironizaba la poeta Pilar Adón durante la presentación de su último poemario en la tarde del jueves 22 de enero en Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Callao. Se había comparado 'Mente animal' con la obra del Nobel sueco Tranströmer. El libro de Adón transcurre en la naturaleza sí, pero una naturaleza cainita y nada sublimada, ese mundo rural español crudo y muy real. Los años han llevado al autora a abandonar esos espacios idealizados de sus inicios, “jardines ingleses, espacios idílicos”, y a aterrizar en un escenario muy duro, aunque pasado por el filtro de la literatura.
Acompañaron a Pilar en la presentación de ‘Mente animal’, publicado por la editorial cordobesa La bella Varsovia, Elena Medel, poeta y editora y la periodista Inés Martín Rodrigo, del Área de Cultura de ABC.
Elena Medel se declaró editora de poesía en estos tiempos que corren por pura “militancia”.  “La editorial es el proyecto de mi vida”, afirmó. ‘Mente animal’ está siendo un libro de largo recorrido, salió en mayo pero “un año después sigue teniendo vida, con una segunda edición a punto de salir”. Lectores y libreros siguen entusiasmados con el libro.
Posteriormente tomó la palabra la periodista Inés Martín Rodrigo, que se refirió a 'Mente animal' como un “poemario crudo, latente, intenso, con capacidad de sacudir al lector”. Según Inés “la senda de Pilar en la poesía ha estado plagada de retos, todos ampliamente superados”.
Comenzó entonces una presentación en ese formato entrevista que tan bien funciona. Inés y Pilar se complementaron perfectamente. Pilar estaba de acuerdo en las apreciaciones de la periodista, muchas de ellas incluso novedosas; a pesar de que es difícil ser sorprendida cuando se llevan muchas presentaciones de un libro, la autora parecía estarlo. Ambas coincidieron en destacar que ‘Mente animal’ es, curiosamente, un poemario narrativo y con personajes, una búsqueda de un lugar donde refugiarse, búsqueda infructuosa, porque ese lugar no se encuentra, es más, probablemente no existe.
Pilar explicó que ante sus libros siente algo parecido a lo que debe sentir una madre ante un hijo. Siente pudor al hablar de sus libros, pero ese pudor no está presente mientras está escribiendo. Se habló mucho sobre creación y literatura durante la tarde, de escritura y de necesidad de escribir como un sentimiento físico, “cuando estoy sin escribir siento hambre”, afirmó Pilar. También de los libros como refugio y como cobijo. A pesar de que la literatura ha llevado a la autora a renunciar a muchas cosas no podría dejarla jamás, “la retirada no es una opción”, concluyó.
A pesar del lirismo Adón trata en el poemario temas muy duros. Como el suicidio. Inés hizo mención al verso “Qué mejor reclamo para el suicida que el cielo azul”. La autora recordó que muchas de sus escritoras de referencia, como Silvia Plath o Virginia Woolf, “las dramas de la tragedia”, acabaron suicidándose. “En la época juvenil se tiende a confundir el genio con la locura, lo que es muy peligroso. No hay nada peor que llegar a una conclusión así, no hay que llegar a tal grado de sufrimiento mental y físico para alcanzar el genio artístico y literario”.
Hablábamos de Tranströmer al inicio de esta crónica, con quien se ha comparado a Pilar por tratar temas muy hondos tras una aparente frialdad en la forma, por sus versos afilados. Pilar explica ese estilo descarnado y directo, necesario para un libro en el que “se hace un enfrentamiento brusco y desnudo con la realidad, por tanto la forma debía ser igual”. La autora confiesa que trabajó especialmente para quitar el mayor número posible de adjetivos, “buscando la dureza de fondo y de forma. Así me forcé a encontrar el sustantivo exacto que explicase lo que quería contar sin adjetivos”. 
Adón nos abre los ojos a puñetazos (poéticos). No da opción a la amabilidad, la autocomplacencia, la idealización o la piedad. Aspereza, crudeza pero, a pesar de todo, emoción. Pilar huye de la idealización de la infancia “no la recuerdo como un tiempo especialmente feliz. Rechaza una naturaleza sublimada, esa corriente “muy Disney” (como ha afirmado en alguna entrevista), de reflejar la naturaleza como “un ente benévolo”; “ante la naturaleza hay que mostrar admiración pero sin engaños”, afirma. También nos baja de la nube en lo referido a  la creación, “no existen las musas, todo es fruto de un duro trabajo”.
‘Mente animal’ es un avance en el camino de Pilar Adón. Inquietante, maldita, afilada, incisiva, una lectura que no puede dejar indiferente a nadie.


‘Mente Animal’. Pilar Adón. Ed. La Bella Varsovia. Córdoba, 2014. 47 páginas. 10 euros