Onoffree. Al son del pirata que nos hizo gozar con la música más rebelde #Radio

12:10 p. m. Conx Moya 0 Comments

Mis surfeos por mi alegre juventud y pasado radiofónico durante la escritura de la novela ‘Sin pedir permiso’ me han unido de nuevo a varios compañeros de aquella efervescente época. Un proyecto llegado desde México que voy a ligar a un episodio de ‘Sin pedir permiso’ me ha reencontrado con mi querido compadre Onoffree, a quien volví a ver el pasado diciembre en la presentación de la novela en Madrid, después de varios años sin saber de él. El CD de apoyo a Radio Resistencia que hizo (creemos que hacia 1998 pero la memoria nos patina) bajo el título ‘Goza de estos sones rebeldes’ va a ser el punto de partida de esta nueva historia para la que he pedido a Onoffree que me preste algunos de sus recuerdos.
Jose Onoffree se incorporó a la radio cuando ya llevábamos algún tiempo de emisión. Le recuerdo como un ser siempre sonriente y de buen rollo pero del de verdad, lleno de color, con eternas camisas caribeñas y cargando siempre con discos. Era conocido por hacer sesiones musicales y por ser una enciclopedia andante en lo referido a las cálidas músicas “de los mares del sur”. Como curiosidad, Jose fue el primer técnico que tuvo Poemario por un Sahara Libre, el programa de radio que inició Bahia Awah en Radio Resistencia a finales del año 2000. “Yo quería hacer un programa pero el rollo de la radio que conocía y en la que colaboraba puntualmente no me iba mucho”, recuerda, “Juan Antonio Vázquez, con quien coincidía en aquella emisora, me propuso unirme a Radio Resistencia. Su concepto cuadraba más con mi forma de ser y de entender este medio”.
Su programa en nuestra emisora se llamó El son del pirata. “Siempre me ha fascinado la figura de bucaneros, piratas y filibusteros”, aclara Jose. Me recuerda cuándo pinchó por primera vez para Radio Resistencia: “Fue en una fiesta en el KRA.  Se me propuso hacer una sesión para la siguiente fiesta, que fue la que hicimos en la Lavandería de Vallecas. Allí hubo una anécdota curiosa cuando se subieron a cantar los de La Excepción, no sé si entonces ya se llamaban así, el Langui y el Gitano Antón”. Se trata de una historia que confieso desconocer. Recuerdo que al escenario de la Lavandería se subieron unos raperos pero no tenía ni idea de que fueran ellos. La de historias que generó nuestra radio…
Jose, experto pinchadiscos de vibrantes sesiones desde hace ya más de veinte años (cómo ha pasado el tiempo) nos cuenta cómo empezó en lo de los recopilatorios, algo tan habitual para la juventud de los 90: “Empecé a hacerlos desde muy joven. Primero eran grabaciones en cassette. Suponían coleccionar en cajitas lo que me gustaba. También los hacía para regalar música. Luego con el CD se hizo más fácil. Pasé de simplemente pinchar canciones a mezclar en sesiones exclusivas. Resultaba más creativo”.
En la radio se hicieron varios CDs recopilatorios de apoyo. Normalmente estaban en la línea de la música más combativa que nos gustaba escuchar y pinchar entonces: punk, ska, rock, hardcore, con bandas como La Polla, Habeas Corpus, Eskorbuto, Koma, Zach de la Rocha o Rage Against de Machine, entre otros. Pero el recopilatorio de Onoffree, aquel ‘Goza de estos sones rebeldes’, fue diferente. En sus recopilatorios dejaba bien claras sus preferencias. “Yo diría que mis gustos son 60% reggae, 40% caribeña”, reconoce. Entonces se vivía la primera época del mestizaje, la más auténtica, luego ya se mezcló de todo y se hicieron cosas no siempre de la debida calidad. “En el disco traté además de explorar territorios nuevos con actitud punk y contundente, cogiendo lo mejor de los dos mundos”. A partir de canciones de ese “primer mestizaje” del que Onofree es tan buen conocedor, intentó adaptar el recopilatorio al carácter más combativo de nuestra emisora. “Cuando preparé el CD llevaba poco tiempo en la radio. Intenté buscar canciones de los palos que más me gustaban y que fueran guerrilleros, contundentes y tocapelotas”.
Y ya que mi nuevo proyecto, que de alguna manera ha propiciado la conversación con Onoffree, tiene mucho que ver con México, hablamos con él sobre música de este país. “Me alucina el jarocho, una música con influencia negra de la zona de Veracruz”. En este punto le hablo del dúo murciano Crudo Pimento que Jose no conoce; es algo que se va a resolver de inmediato, estoy convencida de que le van a encantar. La presencia mexicana en aquel recopilatorio de Radio Resistencia vino de la mano de ‘El gran circo’, de Maldita Vecindad, una canción emblemática de aquella época. “Escogí Maldita Vecindad por la sencillez de su propuesta, su apuesta por el “menos es más”, por lo crudo de su sonido. Ellos meten más guitarras, son más punkarras, el resto de las canciones que compilé son algo más acústicas”.
“De la música de entonces me gustaba mucho lo que hacía Pablo Molina con Todos tus muertos”, me cuenta, aunque curiosamente esta banda no aparece en el recopilatorio de la radio. Siempre es buen momento recordar un disco como Dale aborigen, que marcó tanto aquella época. Bola de nieve, Aterciopelados, Ray Barretto, Muñequitos de Matazas, Lenine, los mencionados Maldita Vecindad, Burning Spear, Fermin Muguruza, Planet Hemp, entre otros, conforman un disco que estoy recordando con mucho gusto casi veinte años después de que Onoffree nos lo ofreciera. Un gusto enorme recuperarlos a ambos.