‘En tercera persona’. Nunca subestimen el poder de un escritor

4:14 p. m. Conx Moya 0 Comments

Una moneda de 50 céntimos cae en un vaso con alcohol, un móvil con la foto de un niño de salvapantallas cae en un fregadero lleno de agua, una mujer trata de tirarse a una piscina pero no se atreve, la voz de un niño susurra: “Mírame”. Como denominador común: las terribles consecuencias que puede desencadenar la falta de atención a un hijo. Tres historias que transcurren en París, Nueva York y Roma y que son una en definitiva. Nada es lo que parece.
Nunca subestimen el poder de un escritor. Jamás permitirá que una buena historia se desaproveche. Nada podrá detenerle. Ni sentimientos, ni lealtad, familia, amistad o amor. Los verdaderos escritores matarían, metafórica o literalmente, por una buena historia. Una de esas historias que dan gloria, fama, buenas críticas, prestigio, premios. Y dinero. Que permiten vivir durante semanas en la suite de un lujoso hotel de París , recluido para escribir un nuevo libro que engorde el ego, el prestigio y la cuenta corriente.
Liam Neeson es Michael, un escritor al que la literatura le ha proporcionado éxito, fama, dinero, una bellísima amante, una devota y sufriente esposa. Siente a través de sus personajes, comprende lo que le sucede cuando lo ve reflejado en papel, vive a través de sus novelas. Prestigioso y premiado con un Pulitzer nada menos. Se encuentra en París esforzándose en terminar una novela. Su carrera está en una peligrosa cuesta abajo. Sus libros han perdido crudeza, pegada, ese desgarramiento que deslumbró en sus inicios a la crítica y al público.
Nunca subestimen el poder de un escritor. Se volverá hacia la vida real para inspirarse. Al fin y al cabo en la realidad se encuentran las mejores historias de ficción. No importa que los personajes puedan ser reconocidos entre las personas de su círculo. Que se saquen a la luz secretos íntimos. Que se utilicen debilidades, dramas, problemas o tragedias de personas reales. Un buen escritor nunca permitirá que le estropeen una buena historia.
Nada es lo que parece. El hombre utilizado no es más que un lobo con piel de cordero, no tendrá escrúpulos en usar a aquellos que le rodean, sin importarle que se trate de su esposa, su amante o su propio hijo. Nunca hay que confiar en un escritor. Para conseguir su historia se mostrará amoroso, paciente, tierno y amable. Podrá regalar docenas de rosas blancas, lujosos vestidos, apetecibles mentiras. Se cobrará todo con creces. Hurgará en la vida de otros, robará sus historias, saqueará sus emociones, tomará sus rasgos, replicará sus traumas. Hará una novela. Con suerte será brillante. Toda la gloria será para él.
‘En tercera persona’ es una película escrita y dirigida por Paul Haggis, el director de Crash. Tiene un reparto repleto de nombres conocidos, Liam Neeson, Olivia Wilde, Mila Kunis, James Franco, Moran Atias y Adrien Brody. Destaca, en un breve pero decisivo papel, una intensa y doliente Kim Basinger. El fragmentario montaje, brillante, nos hace avanzar por estas tres historias llenas de conflicto, mentiras, dolor y abismos. Iremos descubriendo poco a poco los nexos de unión entre los personajes y las tres historias, hasta llegar a un final en el que el puzle cobra sentido.
Nunca confíen en las buenas intenciones de un escritor.


0 comentarios: