‘Sin pedir permiso’ en el club de lectura del Matinal de Radio Vallekas. Aquellos maravillosos años de radio en los 90

7:28 a. m. Conx Moya 0 Comments

#clubdelecturarvk  El pasado 3 de febrero ‘Sin pedir permiso’ inauguraba el Club de Lectura del Matinal de Radio Vallekas, 107.5 FM, espacio organizado y presentado por Valeria Surcis.
Quiero destacar que fue un auténtico honor participar en un club de lectura como autora, especialmente al tratarse de una radio que ha sido parte de mi juventud, Radio Vallekas, con treinta años de radio libre a sus espaldas. He conocido dos sedes de la mítica emisora, aunque hubo más, he sido atenta escuchante de programas de queridísimos amigos míos, he acudido a la radio para ver cómo se grababan aquellos programas (de hecho en alguna de nuestras visitas a programas nocturnos nos tocó recorrer Vallecas de madrugada, cuando yo no vivía aún en el barrio). Algunas de aquellas anécdotas andan desperdigadas por ‘Sin pedir permiso’, la forma en que sucedieron de verdad me la guardo para mí.
Aquí podéis escuchar el Matinal de Radio Vallekas del 3 de febrero. El club de lectura comienza en el minuto 1:20:30
Os animamos a recordar “aquellos maravillosos 90” vía 'Sin pedir permiso', sin nostalgias y mirando hacia atrás sin ira.
Valeria Surcis ha sido la encargada de preparar el Club de Lectura. Durante el espacio sonaron dos canciones de la banda imaginada que aparece en el libro, Cierre por impago, musicadas por Migüel Bastante. Tuvimos una llamada telefónica de Rafa, gran amigo, además de mecenas y lector de la novela. Otros lectores dejaron comentarios que fueron leídos durante el espacio. Estos son algunos de los que llegaron al programa:
**** ‘Sin pedir permiso’ es amor por la radio. Existen pocas aventuras literarias con la radio como decorado y muchas menos como protagonista. En ‘Sin pedir permiso’ Conchi Moya nos traslada a descubrir la vida de un grupo de jóvenes en los años 90. Poco trabajo, de forma precaria y sin oportunidades en un país sumido en una crisis social y política. La novela tiene un ritmo dispar. Los primeros capítulos tardan en sumergir al lector en el mundo de las radios libres pero alcanza un ritmo narrativo que se acelera y engancha hasta la última página. En el libro vemos a Marina, a Marcos, a sus amigos y a la radio. Marcos, un inconformista independiente que en ocasiones huye hacia delante; Marina, que descubre la radio casi por casualidad, con dependencia emocional de Marcos, lo que tarda en permitirle enfrentarse a su propia realidad y a su propia vida; y la radio, que siempre está presente en sus vidas, aunque intenten alejarse de ella. Esta crítica quizá no sea muy objetiva porque a la gente que amamos la radio y hacemos radio nos toca el tema muy de cerca. Aun así creo que es una novela francamente recomendable, sobre todo para conocer la realidad de los movimientos sociales que nos rodean y que son habitualmente poco visibles. Jose Antonio Rey, Radio Vallekas.
**** ‘Sin pedir permiso’ consigue sumergirte en la energía y el espíritu inconformista y comprometido de unos jóvenes que, en contexto social absolutamente a contra corriente, deciden llevar adelante sus proyectos y sus ideas de cultura, de periodismo o de compromiso social, de una forma que a priori puede parecer utópica, idealista o tacharse de naif.
Eran los tiempos del pelotazo, del dinero fácil, de la génesis de la burbuja inmobiliaria, del maná de los fondos europeos. Los tiempos en los que la sociedad española vivió el espejismo de un estado del bienestar que nunca fue más que la migajas del botín de los especuladores y los inversores oportunistas, los años en los que se gestó un sistema político clientelar y corrupto hasta el tuétano que, con los primeros golpes de la crisis, soltaron como lastre a todos aquellos que no eran considerados más que carga social incómoda.
Ahora, dos décadas después, vemos que una parte de ese espíritu ha cristalizado en el 15M y posteriormente en los nuevos partidos, mareas y confluencias que por primera vez han dado voz y representación a esa parte de la sociedad abandonada a su suerte.
Igual que en la película “La cinta blanca” de Michael Haneke se muestra magistralmente la génesis de la degradación ética y la perversidad social que posteriormente dio lugar a los fascismos en Europa y en la que el director nos deja visualizar los sutiles lazos causa-efecto que unen el devenir de los acontecimientos, en ‘Sin pedir permiso’ Conchi Moya consigue mostrar en su más clara sencillez, cómo la semilla de la rebeldía y de la indignación que parece que surgieron por generación espontánea en el 15M, estaban ahí, en pequeños locales, en radios clandestinas, en asociaciones solidarias, en grupos de activistas y en gente de diversa índole y procedencia que no se dejó anestesiar y que siguió luchando por todo aquello que creían. Miguel Angel Martinez Garcia
****Tuve la suerte de ser la primera persona a quien Conchi Moya le confió el borrador de ‘Sin pedir permiso’. Ávidamente lo leí, era algo nuevo para mí. Radios libres, en una ciudad y una época que no eran la mías. Pronto me sentí parte de ellos, podría incluso decir que casi identificada con la empática Marina. La novela me sorprendió, y es que no estamos acostumbrados a que nos cuenten historias de gente normal, con sus penas, sus alegrías y cómo no de sus músicas. Porque en este libro hay mucha música... y mucho amor. Supe entonces que iba a ser un éxito y que debía apoyar a mi amiga en su proyecto. ‘Sin pedir permiso’ tenía que ver la luz. Y vaya si la vio. El libro, una vez editado y publicado ha mejorado respecto al primer borrador, pero la esencia es la misma. Recomiendo a todos y todas, si no lo habéis hecho, que lo leáis. Os gustará. Gracias Conchi por hacerme partícipe de tu obra, estoy orgullosa de ti. Cristina Molera
****Hola, soy fan de la novela, me lo he pasado genial leyéndola. Tan sólo quiero detenerme en un detalle: en el aspecto físico de Marcos. Al comienzo de la obra lo describe muy bien, pero ¿por qué espera hasta el final para comentar que tiene un parecido asombroso con George Harrison? Es mi beatle preferido y según creo uno de los hombres más atractivos de todos los tiempos, y me hubiera gustado que se hubiera instalado en mi imaginación ese parecido durante la novela. ¿Qué puede comentar sobre esto la autora? Por el momento nada más. Felicidades por el libro. Ruth
****Lo primero que sorprende del libro de Conchi Moya es lo bien escrito que está. La escritora nos conduce a través de la historia de sus protagonistas por el Madrid de los años 90 con una historia que engancha desde el primer momento. Hacía mucho tiempo que no leía una novela tan bien narrada, y sobre todo con una historia con la que cualquiera de nosotros podemos sentir identificados; puede cambiar el lugar o el tiempo pero las historias de amor no correspondido existirán para siempre. Sus descripciones de los lugares en los que se desarrolla la acción son minuciosos, te transportan directamente a aquella época que muchos consideramos como la mejor de nuestras vidas. ‘Sin pedir permiso’ es la mejor novela que he leído en los últimos años, mi más sincera enhorabuena a Conchi Moya. @McCarney

0 comentarios: