Ropa música chicos, de Viv Albertine. Encuentro con los lectores ♡

9:40 a. m. Conx Moya 0 Comments


Pocas cosas hay más decepcionantes que la mitomanía. En mala hora conocemos a algunos de nuestros ídolos. El encuentro de lectores con Viv Albertine, figura destacada del punk inglés desmiente ambas afirmaciones.
Viv Albertine, guitarrista de The Slits, estuvo en el lugar adecuado en el momento preciso, en todo el centro del ojo de aquel huracán, aquella Inglaterra de la era Thatcher, un lugar horroroso que originó tantas cosas increíbles: el movimiento punk, bandas y más bandas, arte, moda, música, cine. La entronización del Do It Yourself, en un tiempo plagado de extremismo, locura y diversión. Y mucha  mitología.
Viv tuvo banda propia, conoció a todos los músicos chulos, tuvo sus más y sus menos con alguno de ellos (Mick Jones o Johnny Thunders), y su lista de conocidos marea: The Clash, Sex Pistols, Malcolm McLaren y Vivienne Westwood, John Peel, Julien Temple. Pero lo que ella fue, es, lo ha conseguido por sí misma. Sufridora de la violencia de la escena punk, del desprecio del padre y de la falta de comprensión de sus parejas, ha sabido salir airosa de todo aquello a lo que se ha enfrentado. Superviviente nata, Viv ha superado la enfermedad, las dificultades para ser madre, ser un icono del punk e incluso el machismo imperante en el mundo del rock.
Cuando salió “Ropa música chicos”, el libro de Viv editado en español por Anagrama, pensé que era la clase de libro lleno de música, reflexiones y anécdotas que no podía dejar de leer. La casualidad ha querido que su única visita a España haya coincidido con nuestra presencia en Barcelona. Era imposible perdérnoslo.
La sonrisa de Viv ha brillado desde el momento en que ha hecho acto de presencia en la terraza de La Central. Llegaba de un encuentro con periodistas en el Primavera Sound, desfallecida, lo primero que ha hecho al llegar fue comerse un bocadillo de tortilla y una cookie. Delgada, alta, vestida con una preciosa camisa desteñida, vaqueros y chanclas negras, la guitarrista se mantiene joven de manera natural. Extremadamente amable y cálida, Viv ha departido con los lectores que nos hemos acercado a saludarla y a que nos firmara el libro, sin barreras levantadas por editorial, manager o prensa, con la más absoluta naturalidad. Hablarle en mi deficiente inglés a todo un icono del punk como es Viv no es cosa de broma pero su jovialidad me ha animado a no quedarme callada y decir algo más allá de las cuatro palabras de rigor.
Ahora me queda leer estas memorias, por lo que dicen, escritas de manera más que competente. La tarde de hoy nos ha dejado claro que Viv es una de las nuestras y que, como ella afirma, las mujeres “Juntas somos invencibles".


0 comentarios: