Peter Murphy y David J. 40 años de Bauhaus. Magnetismo, atmósfera y emoción

5:18 p. m. Conx Moya 0 Comments



Con motivo del estreno de Bohemian Rhapsody la película dedicada al grupo Queen, las redes se han llenado de haters quejándose de que mucha gente esté conociendo al grupo por la cinta protagonizada por Rami Malek. No puedo estar más en desacuerdo. Recuerdo haber conocido a principios de los 90, y “gracias” a anuncios de Levi’s a bandas como Bad Company o Steve Miller Band. Descubrí a finales de los 80 a The Smiths por un reportaje sobre James Dean que emitió el programa La Tarde de RTVE… Quiero decir que lo importante es conocer y disfrutar la música, ¿qué importa cómo o dónde la descubramos?, ¿quién expide certificados de idoneidad musical?
Mi muy musical año 2018 me ha hecho descubrir a Pink Floyd, interesarme por los Rolling Stones, escuchar por fin a Oasis sin prejuicios, adentrarme en The Kinks o comenzar a indagar en serio en estilos como punk, new wave o post-punk a los que nunca hice demasiado caso. Nunca es tarde para nada.
Por eso el descubrimiento tardío y feliz de Bauhaus hacía obligado acudir al concierto que dos miembros de la banda, Peter Murphy y David J., ofrecían en Madrid. Así, el pasado domingo 18 de noviembre, bajo una lluvia intensa, nos congregábamos para disfrutar el espectáculo que celebra los 40 años de la banda. La gira ofrece en su totalidad el que fuera su álbum de debut, “In the Flat Field” (1980), junto con algunos temas de otros discos y tres versiones de otros grupos, que Bauhaus supo hacer suyas.
Tenía mucha curiosidad por ver desenvolverse en el escenario al bello y teatral Peter Murphy, todo un icono del post punk, un intérprete magnético, misterioso, poseedor de una voz más que competente y con una importante presencia en el escenario. Inolvidable resulta su presencia en los primeros minutos de la película “El ansia”, una cinta sobre refinados vampiros ambientada en el Nueva York de los años 80 y protagonizada por un trío de la talla de Catherine Deneuve, Susan Sarandon y David Bowie. Para la historia queda ese inicio donde un inquietante Peter Murphy interpreta la inmortal “Bela Lugosi's Dead” dentro de una jaula.
Celebramos el electrizante inicio del concierto con “Double Dare”, con el poderoso bajo de David J. marcando el ritmo junto a la machacona batería de Marc Slutsky. En esta gira se encarga de la guitarra John Andrews con muy buena mano. Sustituyen a Daniel Ash y Kevin Haskins, los dos miembros de la banda que no participan en esta gira. Ambos formaron parte en su día, tras la separación de Bauhaus, de los estupendos Love and Rockets.
La banda continuó desgranando canciones de aquel primer disco, temas como “In the Flat Field”; “A God in an Alcove”, con esa magnífica intro de guitarra; la energética “Dive”; “Stigmata Martyr”, una muestra del gusto de la banda por la religión, que habla de crucifixiones, éxtasis y estigmas, con un Peter Murphy “crucificándose” en el pie de micro en una impactante ejecución; o “Nerves”, pura pasión, con una letra llena de imágenes y todo un reto interpretativo para el cantante.
Interpretaron además varias canciones de otros discos, temas tan conocidos como “Kick in the Eye”, la intensa “The Passion of Lovers”, “Dark Entries” o “Burning from the inside”, con sus fascinantes cambios de ritmo, un momento muy emocionante que introdujo la “segunda” parte del concierto. Se siente la presencia de David J. en el escenario, un magnífico bajista que se impone en solos como el de “She’s in parties”, con algunas partes vocales en solitario y a los coros. Para este tema Peter Murphy se acompaña de una melódica que le da ese toque tan característico a la canción. También ofrecieron “Adrenalin”, un tema de su disco de 2008 “Go Away White”, quinto álbum de estudio del grupo, que supuso su vuelta a los estudios de grabación tras la publicación en 1983 de “Burning from the Inside”, su disco de mayor éxito y que fue el detonante de la disolución de la banda tras desavenencias durante la grabación.
La sobria escenografía de esta gira no impide que se vivan brillantes momentos visuales, gracias al juego de las luces, que acompañan con elegancia la teatral expresividad que Peter Murphy imprime a sus interpretaciones. En mi memoria queda su “autocoronación” durante la interpretación de “A God in an Alcove”, o el momento en que acaricia un haz de luz blanca que cae sobre su figura. Merece también mención el vestuario de Peter, todo un dandy que siempre ha destacado por su elegancia y su belleza equívoca. Delgado, sofisticado, de rostro anguloso y huesos perfectos, le acompaña un punto maligno y oscuro del que nunca podrá escaparse, por mucho que él reniegue en los últimos años de su condición de icono gótico. Murphy apareció en escena con una cazadora de cuero con tachuelas brillantes; tras quitársela se quedó en camiseta negra decorada por varias cadenas. En otro de los cambios apareció con una vaporosa camisa negra adornada por un foulard rojo. Un nuevo cambio de vestuario nos lo mostró con otra cazadora de cuero decorada esta vez con llamas de lentejuelas rojas. En el último bis Peter apareció cubierto con una toalla, como también se le puede ver en las fotos del concierto en París que el cantante ha subido en su cuenta de Twitter.
El concierto finalizó con tres versiones ya clásicas, que el grupo consiguió hacer suyas. Así disfrutamos de “Telegram Sam” canción de T-Rex, que la banda de Peter Murphy sacó como sencillo en 1980; “Ziggy Stardust” de Bowie, otro de esos puntos de intersección entre Murphy y Bowie, que la lanzaron como single en 1982 con gran éxito y que disparó mi emoción. Tras retirarse del escenario volvieron a salir, ya para finalizar el concierto, interpretando la delicada “Severance” de Dead Can Dance, una canción grabada en estudio que apareció en el álbum “Gotham”, doble disco en directo de 1998.
No quiero acabar esta crónica sin mencionar a los teloneros, Desert Mountain Tribe. Curiosamente los vi el pasado mes de octubre introduciendo a Bombino. Lo cierto es que me gustaron mucho aunque no pegaban nada como teloneros del gran guitarrista de la música tuareg (¿alguien pretendió gastarnos una broma con lo de “Desert”?). Bastante más adecuados para telonear esta gira, destaco canciones suyas como “Take a ride” o “Feel the light”. Muy interesantes.
En definitiva un concierto inolvidable; mi primer directo con canciones de Bauhaus y en la mejor compañía. Magnetismo, atmósfera y emoción.
------
Fotos Madrid: Raquiglam y @Daloja77








Peter Murphy an David J Setlist. 18 de noviembre de 2018. La Riviera, Madrid. Double Dare. In the Flat Field, A God in an Alcove. Dive. Spy in the Cab. Small Talk Stinks. St Vitus Dance. Stigmata Martyr. Nerves. Burning from the Inside. Silent Hedges. Bela Lugosi's Dead. She's in Parties. Adrenalin. Kick in the Eye. The Passion of Lovers. Dark Entries. Bis: Telegram Sam (T. Rex). Ziggy Stardust (David Bowie). Bis 2: Severance (Dead Can Dance)

0 comentarios: